Facebook Twitter Youtube Ivoox

Los policías afirman haber escuchado su voz

Una madre salva a su hija tras llevar horas muerta

AFDLE (12/03/2015)

Los hechos se produjeron el pasado viernes. Jennifer Groesbeck, de 25 años, conducía su coche hacia su casa en Springville (Utah, Estados Unidos). Iba acompañada por su hija Lily, de 18 meses. Atravesaba la ciudad vecina de Spanish Fork cuando perdió el control de su vehículo y cayó al río. La situación en que quedó el automóvil, semisumergido, hizo que pasaran varias horas hasta que la policía fue advertida del accidente por unos pescadores.

El oficial Tyler Beddoes, del Departamento de Policía de Spanish Fork, afirma con rotundidad que cuando se acercaban al vehículo, que se encontraba volcado, escucharon una voz femenina diciendo: "ayudadnos, estamos aquí". Lo desconcertante es que no podía ser la niña, no solo por su edad, sino porque se encontraba cabeza abajo, inconsciente y en estado crítico. Pero tampoco podía ser la madre. Llevaba horas muerta; de hecho se considera que debió perder la vida en el mismo instante o muy poco después de que se produjera el accidente. ¿De quién era aquella voz?

"Durante dos noches me he quedado despierto tratando de entender lo que ocurrió. Todo lo que sé es que estaba ahí, todos lo escuchamos", afirma Beddoes. El policía también se muestra impresionado por el hecho de que la pequeña Lily pudiera sobrevivir con temperaturas al borde del punto de congelación. "Es un milagro", asegura. El agua estaba tan fría que los policías y los bomberos que intervinieron en el rescate tuvieron que ser atendidos por hipotermia. Lily está viva y recuperándose.