Facebook Twitter Youtube Ivoox

Reflexiones

Se busca la verdad

Xus JC (15/06/2019)

Se ha convertido en habitual encontrar por la red titulares que poco o nada tienen que ver con el cuerpo de la noticia, titulares que tan sólo pretenden llamar la atención echando por el retrete el buen hacer, el rigor o, simplemente, el respeto a los usuarios. Por desgracia, esta malsana costumbre no afecta únicamente a medios que han nacido deliberadamente con esta triste filosofía, sino a medios digitales que han heredado el nombre de periódicos que llevan muchos años imprimiéndose en papel (algunos más de un siglo). Ni tan siquiera entro a valorar a esos portales web que se dedican a publicar estupideces de dimensiones colosales pretendiendo hacerlas pasar por noticia.

No me parece mal que se busque un titular llamativo; soy el primero que lo intenta en cada artículo. Es algo que se ha hecho siempre y que no supone problema alguno. Todos sabemos que es más fácil vender un libro con una portada sugerente. La cuestión es dónde está el límite, y el límite está en no engañar al usuario y, con ello, sembrar la confusión.

Poner el grito en el cielo no sirve para absolutamente nada. La triste realidad es que los auténticos cómplices de tan reprobable praxis son todas aquellas personas que, sin mala intención, comparten por compartir, en la inmensa mayoría de las ocasiones sin entrar a leer la noticia (lo de contrastar ya ni lo comento). Se convierten así en el brazo ejecutor de una maquinaria perfecta destinada a que la verdad se camufle entre una amalgama de pseudonoticias haciéndola prácticamente ilocalizable. No hablo de conspiración; no me interesa porque no me lleva a ninguna parte.

El filtro que aplican la práctica totalidad de los usuarios es simple (con escasísimas excepciones). Si el titular refuerza mis ideas y convicciones, me lo creo y lo comparto; de lo contrario, lo cuestiono y afirmo que quienes lo comparten son unos bobos. Y así estamos. Lo de ir más allá para intentar descubrir la verdad (a riesgo de que no nos guste) lo dejamos para otro rato.

Ni Internet ni las redes sociales son el problema. Todo lo contrario. Ahora tenemos la oportunidad de rebuscar entre miles de opciones para contrastar cada noticia. Ahora no tenemos la «obligación» de quedarnos con la «versión oficial» de las agencias de noticias o comernos con patatas la línea editorial de un determinado medio. Ahora tenemos las herramientas. Está claro que la mayoría de contenidos en Internet son absurdos y/o un molesto copia-pega. Pero hay buenos contenidos; muy buenos. Por cierto, los buenos se pueden equivocar; pero un error lo comete cualquiera. Renunciar a la verdad es otra cosa.

Se busca la verdad.

 

(Entrada publicada en Facebook el 12/06/2019)

 

Vestigium Facebook Youtube lareddelmisterio.com Ivoox