Facebook Twitter Youtube Ivoox

Cine

El resplandor

Xus JC (12/10/2014)

Cojan un poco de Stephen King, bastante de Stanley Kubrick y mucho de Jack Nicholson, júntenlo en una película y obtendrán «El resplandor»; una de las mejores películas de terror jamás proyectada.

Ficha

Año: 1980; título original: The shining; productora: Warner Bros, Hawk Films, Peregrine; director: Stanley Kubrick; guión: Diane Johnson, Stanley Kubrick; música: Rachel Elkind, Wendy Carlos; fotografía: John Alcott.

Reparto: Jack Nicholson, Shelley Duvall, Danny Lloyd, Scatman Crothers, Barry Nelson, Philip Stone, Joe Turkel, Lia Beldam, Billie Gibson, Barry Dennen, David Baxt, Manning Redwood, Lisa Burns, Louise Burns, Alison Coleridge, Norman Gay.

Duración: 146 min.

Sinopsis

Jack, Wendy y Danny, o lo que es lo mismo, la familia Torrance, viajan al aislado hotel Overlook para pasar el invierno. Tendrán que encargarse del mantenimiento del hotel durante el tiempo que permanece cerrado. Aparentemente el trabajo es sencillo, pero el pequeño Danny, que posee «el resplandor», pronto percibe que el hotel guarda viejos recuerdos.

Imágenes incluidas

(1) Wendy (Shelley Duvall), Danny (Danny Lloyd) y Jack (Jack Nicholson) en su viaje hacia el hotel Overlook; (2) Hotel Overlook; (3) Danny conversando en la cocina con el señor Halloran (Scatman Crothers); (4) las «gemelas» en una de sus apariciones; (5) Jack observando la maqueta del laberinto; (6) Danny en la puerta de la misteriosa habitación 237.

Curiosidades

Es de dominio público que a Stephen King esta adaptación de su novela no le gustó nada. La razón es que Kubrick se tomó todo tipo de licencias alejándose considerablemente de la novela. El laberinto, el desenlace y, sobre todo, el tratamiento y protagonismo de cada uno de los personajes, hacen que la película y el libro den lugar a dos historias cuyas coincidencias son bastantes menos de las que el escritor habría deseado. De algún modo, Kubrick se aprovechó del argumento de una buena novela para crear el guión de una magnífica película.

A pesar de los muchos recursos que puso en marcha Kubrick, «El resplandor» no sería lo mismo sin su banda sonora y, en concreto, sin el fragmento empleado en la introducción, que no es otro que una adaptación del himno latino del siglo XIII «Dies irae» (Día de la ira), acompañado de aullidos y otros escalofriantes efectos.

Crítica

En «El resplandor» coincidieron dos genios, uno como escritor, otro como cineasta, que fieles a su personalidad no tuvieron la capacidad de colaborar. Sin embargo, hay que decir que Kubrick tenía razón; «El resplandor» es una buena novela, pero hacer una película demasiado fiel a ella habría dado lugar a un producto mucho peor. De hecho, en 1997 se produjo una miniserie que sí es extraordinariamente fiel a la novela (contó con la supervisión de King). Fiel sí, aburrida también. Los recursos de la literatura y los del cine son diferentes; por eso un buen cineasta sabe que hay un momento en el que la película debe caminar sola y olvidarse del libro, por muy bueno que sea éste.

Al margen de esta cuestión, de «El resplandor» se puede decir que es una película perfecta. Eso sí, o te gusta mucho o no te gusta en absoluto. No hay término medio. Kubrick hizo siempre lo que quiso, y lo que quiso en esta ocasión es una película extraña y confusa. Una pesadilla en la que el pasado, el presente y el futuro se entrelazan y confunden. Un producto de culto que, como otros, no tuvo buena crítica al principio. Hoy es una referencia indispensable del cine de terror; del cine en general.

 

Vestigium Facebook Youtube lareddelmisterio.com Ivoox