Facebook Twitter Youtube Ivoox

Entrevista al autor de «Al principio de la oscuridad»

Carlos Largo: «El secreto está en dejarse llevar por la curiosidad»

Xus JC (23/02/2018)

Forma parte desde hace años de la tripulación de La Nave del Misterio comandada por Iker Jiménez y Carmen Porter. Su cara es de sobra conocida por los seguidores del programa de televisión Cuarto Milenio, donde aparece con frecuencia como reportero de las más extrañas historias. También pudimos escuchar su voz en Milenio 3, el programa que, una vez desaparecido, forma ya parte de la leyenda de la radio y el misterio. Pero, obviamente, Carlos Largo es mucho más que La Nave del Misterio. Buena prueba de ello es Al principio de la oscuridad, su primer libro (Editorial Odeón).

La agenda de Carlos echa humo estos últimos días precisamente por todo lo que rodea a la publicación y presentación del libro, a la venta a partir del 26 de febrero. A pesar de ello, respondió con enorme amabilidad cuando le propuse venir un rato hasta Al final de la escalera para hablar de su primer libro y, cómo no, de su autor. Como era de esperar, la charla mereció la pena.

 

Son ya unos cuantos años investigando y divulgando misterio. ¿Por qué este libro y por qué ahora?

Últimamente estoy aprendiendo a vivir y aprovechar cada momento bueno del presente. Por eso, no me gusta volver al pasado o pensar demasiado en el futuro. Supongo que Al Principio de la Oscuridad ha llegado en el instante correcto o en el que tenía que surgir. Así está en mi mente. Son ya diez años ejerciendo como periodista-investigador y era el año más propicio para publicarlo y hacer un homenaje a todas esas personas que han colaborado conmigo en cada uno de los casos que aparecen en él.

Es tu primer libro. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Gratificante y dura al mismo tiempo. El primer libro siempre ha estado en mi cabeza; sabía lo que quería escribir, pero nunca me había atrevido a dar este paso. No es lo mismo elaborar un guión para un reportaje de radio o televisión que sentarte días y días delante de un ordenador e intentar plasmar todos tus pensamientos de una manera atractiva y sencilla para el lector. No obstante, la aventura de volver a adentrarme en algunos de los casos plasmados en él me ha hecho disfrutar muchísimo y me he reencontrado con viejos amigos. El sacrificio ha merecido la pena.

¿Qué se va a encontrar el lector de «Al principio de la oscuridad»?

Se va a encontrar con relatos que seguramente haya podido escuchar en Milenio 3 o haya visto en Cuarto Milenio, pero que, en esta ocasión, han sido revisitados y narrados desde otra óptica muy distinta, la de sus propios protagonistas. Va a sentirse aterrado y contrariado, pero también esperanzado. Porque en Al Principio de la Oscuridad no sólo vamos a vivir el miedo, sino también la luz; una emoción constante en muchos de los testigos, ya que la mayor parte de ellos no han vuelto a ser los mismos tras toparse con lo insólito. Por otro lado, con este libro he querido hacer un guiño a dos de mis pasiones: la radio y la música. Así que el lector va a estar muy entretenido.

Entiendo entonces que, además de la mera recopilación de casos, has hecho un trabajo específico para la elaboración del libro.

Con este libro he querido volver a investigar algunos de los casos en los que me he visto involucrado durante estos diez años de carrera periodística, pero también he querido dar un paso más allá y no quedarme en la mera recopilación. El lector va a ser testigo directo de cómo lo desconocido ha cambiado la vida de cada testigo e incluso va a poder escuchar algunas de sus reflexiones en pequeñas charlas que he mantenido con ellos y que acompañan a cada capítulo.

¿Hay casos inéditos?

La mayor parte de ellos son expedientes en los que he ido trabajando en todo este tiempo, pero también hay espacio para experiencias inéditas y que el público desconoce. Incluso, en el inicio, hago un ejercicio de completa sinceridad narrando una extraña vivencia personal de la que sólo algunas personas de mi entorno más cercano saben y a la que, a día de hoy, no he podido dar respuesta.

¿A qué tipo de oscuridad se refiere el título del libro?

A esa oscuridad en la que tiene lugar lo desconocido, lo enigmático, lo aterrador... Esas emociones que tanto miedo nos producen. Pero también a esas experiencias sin explicación que no dejan indiferente a nadie y a esos momentos vitales en los que nos sentimos desprotegidos por sucesos que trastocan todos nuestros pensamientos más racionales.

Como no vamos a destripar el libro, vamos a hablar de su autor. ¿Carlos Largo buscó el misterio o se tropezó con él?

Nunca podré mentir en esta cuestión. El misterio vino a mi vida y espero que se quede junto a mí durante muchos años más. Todo comenzó a partir de una beca universitaria en la Cadena Ser y con Milenio 3. Desde entonces, se ha transformado en una forma de vida y en una afición que realmente te engancha. El misterio te hace sentir pura adrenalina y pasión y eso no lo cambio por nada del mundo.

En un país tan dado a las etiquetas como España, hablando de misterio, o eres creyente o eres escéptico. ¿Cómo te definirías tú?

Precisamente en el libro hago un ejercicio de reflexión al respecto. Mis inicios parten de un puro escepticismo (quizá por desconocimiento y experiencia), pero con el paso de los años y de los casos, me he dado cuenta de que no podemos ser tan necios y caer en ese horrible pensamiento de creer que siempre tenemos las respuestas verdaderas para todo. A día de hoy, por supuesto que no soy la misma persona. Me considero un «escéptico más creyente». Supongo que las largas charlas con los testigos y las intensas investigaciones en las que he estado cerca del misterio me han hecho ver y aprender que, en esta vida, los radicalismos nunca son buenos y que debo dejar siempre una puerta abierta hacia los asuntos que todavía no pueden ser explicados por la ciencia.

Hace no mucho, coincidiendo con la presentación de su libro «Están aquí. Son los otros», Javier Pérez Campos hablaba de la incomodidad de tener que estar siempre justificándose por «dedicarse» al misterio. ¿Tienes esa misma sensación?

Por suerte, pocas veces he tenido que justificar mi trabajo. Si algo caracteriza mi forma de investigar y divulgar el misterio es la absoluta seriedad y transparencia. Estaría totalmente loco y sería tirarme piedras contra mi propio tejado si me inventara casos o si chantajeara a los testigos. No obstante, por supuesto, soy consciente de que no a todo el mundo le pueden gustar estos temas y siempre he dicho que las críticas, cuando son constructivas, me hacen crecer más. Por eso, no me importa si algún día tengo que sentarme con alguien y explicarle con todo tipo de detalles cuál es mi labor en la Nave del Misterio.

Cualquier divulgador del misterio considera hoy un privilegio haber trabajado en proyectos como «Milenio 3» o «Cuarto Milenio». ¿Cómo definirías esa experiencia? ¿Qué te ha aportado a nivel profesional y personal?

Desde hace tiempo, llevo por bandera el formar parte de dos proyectos muy diferentes entre sí, pero que han marcado mi vida tanto personal como profesionalmente. Uno de ellos es la Asociación de Ocio y Tiempo Libre Trasluz, donde colaboro como voluntario desde que tengo uso de razón, y otro, cómo no, la Nave del Misterio. Iker y Carmen han sabido transmitir muy bien su pasión por la comunicación y por el misterio, y eso, de una u otra manera, ha terminado impregnando a todo el equipo. Jamás podré definir esta andadura «milenaria» como trabajo, sino como «filosofía de vida». Está siendo una experiencia maravillosa, ilusionante y transformadora. ¡Y que nos dure mucho!

En todos estos años de investigación, ¿qué te ha sorprendido más?, ¿qué ha sido muy distinto a lo que esperabas?

Sigo en continuo aprendizaje y vivo al máximo cada experiencia. La gente no sabe la cantidad de aventuras que se pierde al no disfrutar del momento presente. De verdad, siempre puedes descubrir y sorprenderte con algo nuevo en cada historia, en cada investigación y en cada testimonio. El secreto está en dejarse llevar por la curiosidad. Por ello, quizá lo que más me ha sorprendido siempre, en sentido positivo, es la amabilidad de la gente y la máxima fidelidad que muestran los milenarios con el formato televisivo tras trece temporadas; algo que es de agradecer.

Misterio y miedo no son lo mismo, pero a menudo van de la mano. ¿Has pasado miedo?

¡Por supuesto que sí! ¿A quién no le gusta pasar miedo? ¡Y si es con temas de misterio mucho más! Ya llevo unos cuantos reportajes a mis espaldas y sí, en alguna que otra ocasión, lo he pasado realmente mal. Pero aquello que jamás podré olvidar es una experiencia que, por ahora, no puedo contar. Sucedió en 2012 cuando recibimos un testimonio escalofriante relacionado con una aparición de carretera y decidimos investigarlo in situ. Lo que allí vi y, sobre todo, sentí en primera persona, junto al resto del equipo, es difícil de digerir a pesar del paso de los años. Y parece que no fui el único que pasó miedo. Os recomiendo escuchar el segundo programa de «Universo Iker» para que os hagáis una idea de lo impactante que fue estar allí.

Si te ofrecieran la llave para obtener la respuesta definitiva a un misterio, ¿cuál escogerías?

Elegiría poder descubrir los secretos definitivos sobre la muerte. No porque tema que llegue mi día final, sino porque podría dar respuesta a muchas de las experiencias que algunos testigos me han relatado. ¿Existe algo más allá de la vida? ¿Por qué hay personas que retornan tras haber estado, desde el punto de vista médico, muertos? Por el momento, la ciencia parece haber sido incapaz de establecer conclusiones respecto a este asunto, pero sé que lo hará en un futuro no muy lejano.

En Internet, y en el uso que seguidores y divulgadores del misterio hacemos de él, hay luces y sombras. ¿Cómo lo ves tú?

No creo que las luces y las sombras sean exclusivas del ámbito del misterio. Si te fijas bien, el mundo entero, e Internet específicamente, está repleto de ellas. Estamos sufriendo un cambio radical y feroz hacia la competitividad, lo materialista y la apariencia. La verdad es que no entiendo muy bien cómo nos estamos dejando llevar por esta vorágine narcisista que está destruyendo por dentro a la propia humanidad. Sin embargo, soy positivo y quiero pensar que éste es tan sólo un estado pasajero que abandonaremos más pronto que tarde. No obstante, para relacionar más mi respuesta con tu pregunta, estoy muy a favor de que tanto investigadores principiantes como experimentados divulguen sus casos y sus estudios; así enriquecemos y ensalzamos, entre todo, el misterio. Luego ya es el usuario y consumidor de estos contenidos el que tiene la última palabra y juzga si un trabajo le gusta o no. Todos estamos expuestos.

Ahora ya has roto el hielo. ¿Llegarán más libros?

¡Me encantaría! Le he estado dando muchas vueltas a esto en los últimos meses, pero creo que primero voy a centrarme en la promoción de Al Principio de la Oscuridad. Quiero disfrutar la experiencia junto a mi «primer hijo literario» al máximo; luego ya se verá. Ideas no faltan y no sólo centradas en el misterio. Así que, si todo llega a buen puerto, quizá en un par de años volvamos a charlar sobre otro nuevo libro.

 

Recojo sin dudarlo las dos propuestas de Carlos; la de emplazarnos a una nueva charla sobre un nuevo libro, y sobre todo, y ésta de forma inmediata, la de disfrutar de Al principio de la oscuridad. Cuento ya las horas para poder iniciar su lectura. Estoy completamente seguro de que la experiencia acumulada durante todos estos años, unida a un entusiasmo que calificaría de contagioso, van a proporcionar al lector una magnífica experiencia.

 

Vestigium Facebook Youtube lareddelmisterio.com Ivoox